Acerca de Fab y su motivación a hacer el worldtrip

Fabián, antes de hablar sobre el viaje y tu motivación a hacerlo, vamos a empezar con los hechos básicos. Cuéntanos un poco sobre ti mismo, tu educación y lo que has hecho hasta ahora en tu vida.
Crecí en Detmold, una pequeña y calma ciudad en Alemania, un lugar rural cerca del Bosque Teutoburgo. Pasé la mitad de mi infancia en el campo: pequeños lagos y bosques fueron mi lugar de juego, construir presas en los ríos y tallar mis propias hondas mis actividades favoritas.
Paradójicamente, también fui un niño de ordenador, crecí junto al Commodore -64 y el Amiga de mi hermano mayor.
Cuando cumplí veinte me mudé a Colonia y comencé a estudiar Ciencias de la computación. Para ganarme la vida, siempre trabajé como desarrollador Web en nuevas empresas de Internet y otras pequeñas empresas.
En un viaje de mochilero a Tailandia en 2001 desarrollé un enorme interés en los viajes a lugares lejanos, conocer personas de otras culturas y aprender idiomas.
En mi tercer año de estudios, en 2004, fui a Santiago de Chile a hacer una pasantía. Se suponía que tenía que durar 3 meses, pero Chile me agradó tanto que los 3 meses se convirtieron en un año.
Regresé a Colonia muy motivado por mi experiencia en Chile y el deseo a ver más del mundo. Terminé los últimos cursos de mis estudios y me fui a Madrid a escribir mi tesis y a mejorar mi español.
Una vez más se suponía que fueran 3 meses, pero me enamoré de una mujer chilena y de la capital de España y, por segunda vez, los tres meses se convirtieron en un año.
Uno de mis amigos que había conocido en Tailandia se había mudado a Berlín y hablaba muy bien sobre esta ciudad. A mi novia chilena también le gustaba el idea de mudarse a Berlín y en 2006 me fui de de la capital de España a la capital de Alemania.
En Berlín estudié otra vez: Una maestría en la ciencia de ” Factores Humanos”, que me abrió las puertas al mundo de la Psicología, que todavía es un área que me interesa mucho.
Durante el último año de mi maestría y después de terminarla, trabajé para una organización sin fines de lucro de Berlín: betterplace.org.
¿Qué es lo que te gusta de viajar?
Para responder esta pregunta les daré un ejemplo de algo que me pasó durante un viaje a Marruecos, pero primero un poco de información de contexto:
Cuando viví en Madrid, de varios lados oí hablar mal sobre las personas de Marruecos o Argelia. Los Españoles los llamaban “Moros”, y me decían que tuviera cuidado con los Moros durante la noche porque me podían robar.
Tres años más tarde fui a Marruecos por primera vez. En Tánger conocí a Monir, un Marroquí que se convirtió en mi amigo y a quien visité todas las veces que fui a Marruecos desde entonces.
Una noche, estábamos sentados en la pared de un mirador en el norte de la ciudad mirando las luces de la ciudad española Tarifa, que se encuentra a sólo 20 kilómetros de distancia. En este momento fue que Monir me reveló su increíble historia.
“Fabián, estoy aquí sólo con mi cuerpo, mi mente está allí “, Monir señaló el lado Español.
“Nunca tendré la oportunidad de tener mi propia casa y una familia aquí en Marruecos. Ni siquiera lo intentaría. He estado tratando de escapar desde que tengo diecinueve años.
Durante la noche mis amigos y yo vamos al puerto y buscamos camiones grandes. Si es un Volvo o cualquier otro adecuado intentaré arrastrarme debajo de él y subir a alguna parte del chasis.
A veces que me puedo meter en el tanque, a veces en otras partes del interior del camión. Si la seguridad del puerto te ve, tienes que correr. Son muy crueles y te pegan con un palo, para que nunca regreses.
Cuando tengo suerte y nadie me ve, permanezco debajo del camión, muchas veces durante horas, hasta que el camión se sube a un barco. En España nunca se sabe dónde va el camión, a veces no para durante horas, pero cuando se detiene me bajo y corro. ¿Lo ves?, siempre estoy preparado para marcharme”. Monir me mostró que llevaba puestos dos pares de pantalones.
“Un par siempre se ensucia por viajar en el camión, es por eso que siempre llevo otro. En España me quito un par de pantalones y ando por las calles, siempre atento a la policía, y mendigando para juntar dinero para comprar un boleto de bus a Barcelona, que es donde está mi novia.
Monir escapó a España por primera vez cuando que tenía 19 años y se quedó tres años hasta que la policía lo capturó y lo envió de regreso a Marruecos. Conoció a su novia en Barcelona. Todavía están juntos, todavía están enamorados, pero no se ven casi nunca.
Monir ahora tiene 26 años, pero cada vez que logra escapar lo envían de regreso.
Esta es la razón por la que me encanta viajar: mi perjuicio sobre las personas Marroquíes, puesto en mi cabeza por los españoles, fue sustituido por un encuentro personal con una persona Marroquí.
He desarrollado una profunda empatía por Monir y su historia personal. Ahora, siempre que veo a alguien de Marruecos, mi primera reacción no es miedo o desconfianza, sino curiosidad e interés en su historia.
Necesito ver el mundo con mis propios ojos y conocer personas. Leer sobre política y cuestiones de inmigración en los periódicos no me hace sentir, no toca mi corazón, solo me hace entender las cosas de manera racional.
Por otro lado, si conozco a una persona cuya vida está afectada por estas cuestiones, entiendo la importancia de asuntos como esos y comienzo a ocuparme de ellos de una manera emocional.
Después de eso puedo leer el periódico, no antes.
Viajar, de alguna manera, me hace ver el mundo desde todas los perspectivas: tuve la oportunidad de aprender sobre la perspectiva de un clandestino Marroquí, la perspectiva de una veterano que perdió su pierna en la guerra de Vietnam, la perspectiva de una prostituta Tailandesa y muchas perspectivas más.
Viajar también me permite ver cuán relativos son el lujo y las posesiones materiales. A veces conoces personas que no tienen casi nada, pero tienes la impresión de que no son menos felices que las personas en Alemania, a menudo pienso lo contrario en este caso.
Viajar es disolver fronteras. Fronteras entre países y fronteras entre personas. Conoces personas de todas partes del mundo, de todas las clases sociales y te das cuenta de que todos queremos lo mismo: queremos un techo sobre nuestras cabezas y algo de comer, queremos ser felices, queremos amar y ser amados. Algunos de nosotros somos “afortunados” y podemos tener estas cosas sin violar la ley, otros no. Sin embargo, estos otros tienen el mismo derecho que nosotros, sin importar si nacieron en Marruecos, Cuba o Malawi.
Al establecer conexiones personales con todo tipo de personas de este planeta, uno incluye a estas personas en su círculo moral. Pienso que eso es lo que necesitamos, darnos cuenta de que todos somos habitantes de este planeta, que no hay fronteras, que somos una familia global.
¿Por qué debería alguien tratar de hacer del mundo un mejor lugar? ¿Cuál es su motivación?
Wow, esta no es una pregunta fácil; primero intentaré responder personalmente y luego de manera generalizada.
En primer lugar, déjenme contarles sobre un sueño que tuve hace un año. Es uno de los sueños más impactantes que tuve en mi vida, con un mensaje muy claro, no tengo idea de dónde vino. Inmediatamente después de despertar grabé toda la experiencia en una cinta, es por eso que recuerdo muchos detalles. Esta es mi transcripción:
____
Me encuentro rodeado por oscuridad y completo silencio. No hay piso, no hay techo, estoy flotando en el vacío.
En la esquina inferior izquierda de mi campo visual aparece un ser, al que describiría como “de otro planeta “, un pequeño extraterrestre.
Siento ansiedad. Extraterrestre: “No tengas miedo, somos tus amigos, no importa dónde te llevemos ahora, no tengas miedo, estás a salvo, ¡vamos!”
Me encuentro bajo el agua, mirando un gran arrecife de coral, rodeado de agua cristalina, peces de los colores del arco iris y miles de corales. Extraterrestre: “Piensa que este océano es el cosmos, el gran universo, infinito y eterno con todas sus bellezas, como los peces, las flores y las montañas, el cerebro humano, Internet, y el interminable ciclo de la evolución. Este océano es el milagro de la vida. ¿Ves estos corales de allí? Estos son ustedes, los seres humanos”. Miro los corales y veo como se balancean de izquierda a derecha, de atrás hacia adelante, totalmente en sintonía con las olas del cósmico océano.
Extraterrestre: “¿Ves cuán increíble y hermoso es este océano? ¿Ves cuán grande es y qué pequeños son los corales en comparación? ¡Ahora, mira el pequeño coral allí!” El extraterrestre señala un coral en particular que parece intentar luchar contra las olas y también ser más grande que los otros corales. Me doy cuenta cuán estúpido e imposible es tratar de resistir las fuertes olas.
Extraterrestre: “La vida se tata de ser uno con el océano, aceptar lo que te brinda. La vida se trata de apreciar todos los momentos de nuestra existencia y tomarlos como un regalo, el poder ser uno de estos corales, el poder ser parte de este loco proyecto llamado “vida”. Tú eres sólo uno de los miles de millones de seres en este universo. ¿Por qué este coral debería intentar ser más grande que cualquiera de los demás? “
Extraterrestre: “La manera más noble y fina en la que ustedes los seres humanos pueden vivir en este planeta es usando sus manos, sus pies o su voz para expresar el milagro de la vida. No importa si escribes poemas, danzas o cantas canciones. Un gran artista es alguien que se pone en sintonía con las olas cósmicas del océano y actúa solo como un canal para expresar belleza. Para esto, necesita dejar su ego de lado, no puede ser el coral que intenta sobresalir. La misión del artista es, a través de su obra, ayudar a otros seres humanos a darse cuenta qué maravilloso es estar vivo”.
Pensé para mí mismo: “No todo el mundo puede ser artista”
El extraterrestre respondió: “No todo el mundo es artista y está bien. No importa lo que hagas, es bueno siempre y cuando utilices tu riqueza para maximizar los momentos de sobrecogimiento frente al milagro de la vida, para ti y para los demás. “
____

Esa mañana me desperté muy, muy feliz e inspirado. , -)
A veces soy muy egoísta, como el coral que intenta sobresalir, pero se, que en alguna parte en mi interior, el mensaje de este sueño es la esencia de mis valores y lo que creo: todos debemos adorar y apreciar lo que significa estar vivo y ayudarnos a recordar esto los unos a los otros. Tenemos que despertar y mantener lo “divino que llevamos dentro.
Ahora, para poder ver la vida de esta manera, pienso que se deben cubrir algunas necesidades: alguien que lucha por sobrevivir, o una madre que ha visto a sus hijos morir de malaria, lo cual podría haberse evitado mediante el uso de un mosquitero para la cama que cuesta $5, probablemente no está de ánimo para apreciar la vida. Sin embargo, estas personas tienen el mismo derecho que nosotros a experimentar la belleza de la vida.
Mi conclusión personal lógica al darme cuenta de estas cosas es la siguiente: ¡tengo que hacer algo al respecto!
Esta es sólo mi respuesta a la pregunta y entiendo que hay personas con perspectivas diferentes.
Igualmente pienso que hay una respuesta general a la pregunta de por qué alguien debe tratar de hacer de este planeta un mejor lugar: en el “Oeste” vivimos en el lujo, pero nuestra comodidad es a costas de personas que no tienen los mismos privilegios que nosotros.
Hoy en día, tenemos la tecnología para sacar a las personas en extrema pobreza entre nosotros y llevarlas a un nivel de comodidad y libertad por lo menos aceptable. Tenemos la obligación moral de actuar, ¡tenemos que tomar acción!
¿Cómo descubriste tu manera de “actuar ” y qué le puedes sugerir a los demás sobre encontrar formas “para tomar acción “?
No recuerdo quién lo dijo, pero en alguna parte oí la frase: “Pregúntate a ti mismo: ¿Cuál de mis pasiones o intereses podría contribuir al gran proyecto de crear una mejor vida en este planeta?”
También me gusta esta frase que anoté en una conferencia Ted: “Haz lo que hace que tu corazón cante, para hacer un mundo mejor para todos”.
Steve Jobs, en el discurso de apertura en Stanford, lo puso de esta manera: “Debes encontrar lo que amas, y esto se aplica tanto al trabajo como a tus amantes. [..] Si todavía no lo has encontrado, sigue buscando y no te des por vencido”.
De eso se trata: piensa en tus pasiones, tus intereses, las cosas que amas y hacen que tu corazón cante, y luego fíjate cómo puedes usar estas cosas para hacer algo bueno y convertirlo en tu trabajo diario.
En mi caso, amo viajar y conocer todo tipo de personas. También soy fanático de Internet y los medios sociales de comunicación.
Me gusta filmar y editar videos y no me siento incómodo hablando frente a una cámara. También me gusta tocar la guitarra y cantar canciones. Así que mi manera de” actuar ” para el siguiente año es combinar todas estas cosas: Viajar por el mundo, juntando dinero para las personas que necesitan ayuda utilizando el poder de los medios sociales de comunicación, haciéndolo entretenido cantando canciones con otras personas y con la esperanza de inspirar a otros con nuestras acciones.
Para mí esto es un sueño hecho realidad. No hay nada que quiera hacer más que esto.
No tengo idea lo que sucederá después del viaje y de qué viviré cuando esté de regreso en Alemania, pero cito las palabras de Alejandro Jodorowsky: “Creo en los milagros, o mejor dicho en la existencia de una ley que dice que si mi intenciones son puras y hago lo que debo hacer, el dinero estará, de alguna manera u otra”.

Operating as a nonprofit, pay to write my essay they provide independent ratings for virtually everything that a child would want to watch or play.

Operating as a nonprofit, pay to write my essay they provide independent ratings for virtually everything that a child would want to watch or play
blog comments powered by Disqus